miejsc pracy opieki zdrowotnej w virginia beach cialis cena w domu testów narkotykowych

Voces del Sur: Estados Unidos y Reino Unido

Esta entrada forma parte de Voces del Sur: repensando la Ciencia de la Información desde América Latina y el Caribeuna serie colaborativa entre Infotecarios y Hack Library School, sobre las realidades de la formación de nuevas y nuevos profesionales de la información en la región latinoamericana y caribeña. Su versión en inglés de este post está disponible aquí. En esta ocasión, las firmas invitadas son integrantes de Hack Library School y nos contarán sobre sus caminos hacia el mundo de bibliotecología estadounidense y del Reino Unido.

Amy Cross-MenziesAmy Cross-Menzies es una bibliotecaria auxiliary en una biblioteca académica en el Reino Unido.  Actualmente está completando una maestría en ciencias bibliotecarias e información a través de módulo de instrucción a distancia.  Su trasfondo académico incluye un bachillerato y maestría en filosofía con una especialidad en ética.  Cross-Menzies ha estado colaborando en Hack Library School hace unos meses.

Jay Granger es un estudiante del programa de maestría a distancia de ciencias bibliotecarias e infoJay Grangerrmación de University of Southern California.  Luego de completar sus estudios subgraduados en historia e inglés en la Universidad de California, en Riverside, laboró como maestro por 10 años.  Durante ese tiempo realizó una maestría en inglés en Universidad de California, en Irvine.  También, completó una maestría en liderazgo educativo de la Universidad de Brandman.  Jay ha elaborado su carrera con el fin de realizar sus labores desde su hogar con el fin de cuidar su familia.  Jay se interesa por el aspecto digital de la bibliotecología, disfruta de largas caminatas por la playa, leer un buen libro cerca de la chimenea y escribir sobre él en tercera persona.  Jay redacta tuits y otras tonterías bajo el usuario @mjaygranger en Twitter y Medium.

Kathy KosinskiKathy Kosinski es una estudiante de Segundo año quien se está especializando en Ciencias Bibliotecarias y de Información en la Escuela de Informática de la Universidad de Michigan.  Su enfoque está dirigido al estudio de User Experience (UX) en el entorno digital y físico de las bibliotecas.  Kathy trabajó el verano pasado en la base de conocimiento de la biblioteca de Grand Valley State University.  Kathy se puede contactar a través de Twitter bajo @kkosinsk escribiéndole en inglés o en español.

¿Cuál tendencia en Ciencia de la Información – Bibliotecología te interesa y por qué?

Amy: Estoy interesada en ver un mayor enfoque en los aspectos éticos de bibliotecología.  Leo con mucho interés sobre Library Freedom Project, cuyo enfoque se dirige a la libertad intelectual y Radial Librarians’ Collective, quienes facilitan la discusión sobre el mercadeo de las bibliotecas.  Encuentro este tipo de debates provocativos.  Entiendo que este tipo de temas son fundamentales a nuestra profesión como las personas que están a cargo de proteger el derecho de la libertad a la información.

Jay: Actualmente estoy interesado en la digitalización… no estoy seguro cuál término usar: ¿Práctica? ¿Proceso? ¿Tema?  Supongo que los tres.  Continuamente me interesa el proceso de la práctica y el proceso de digitalización, al igual que los aspectos que rodean el trabajo de digitalizar.

Si se habla respecto a la producción, organización y almacenamiento de la información, vivimos en un momento histórico lo cual no tiene un paralelo hasta que miremos mil años atrás en la historia de humanidad. Habría que mirar cuando la humanidad dejó de escribir en las paredes de las cuevas y empezamos a escribir en tabletas de barro para ver la magnitud del cambio en la metodología. Sin duda, el cambio de barro y piedra a varias formas de papel flexible fue igual de importante. Hoy en día, el hecho de la existencia de la digitalización es que usamos un medio totalmente diferente en la producción, organización y almacenamiento de textos. Todo está cambiando de nuevo. Al igual que la existencia de la novela no fuese posible sin la producción de un papel suficientemente delgado, liviano y económico para encuadernarlos en libros, algunas formas nuevas de expresión no fuesen posible hasta que la computadora permitió formar impulsos electrónicos a lo que sea que podamos imaginar. Curioso que el almacenamiento digital es, por muchas razones, nuestro método de almacenamiento más frágil. ¡Se requiere mucha infraestructura para que el sistema siga funcionando! Es un sistema muy complejo cuyo caracterización de expansión lo hace frágil. Pero es muy mágico -muy atractivo y fácil- que tenemos que utilizarlo. Las cosas nuevas que podemos hacer con herramientas digitales, las maneras nuevas que podemos almacenarlas y ordenarlas, las maneras diferentes que podemos guardarlas y compartirlas con otros, lo encuentro muy fascinante. Es tremendo.

Kathy: La tendencia más interesante es, en mi opinión, el enfoque a un diseño de biblioteca que está dirigido al usuario. Siempre nos hemos preocupado por los usuarios, pero me gusta este énfasis renovado para hacer todo un poco más sencillo. Amo ese momento cuando logró localizar un ítem especifico que busca un usuario, utilizando mi conocimiento “experto” para encontrar atajos y manejar el sistema. Aún más, amo poder crear un sistema en el cual todo usuario nuevo se convierte en un usuario experto, sin la necesidad que utilicen atajos o trucos para manejar el sistema. Puede ser tan simple como cambiar un letrero arriba de un escritorio que diga “préstamos” (check-out) en vez de “circulación”, pero en otras situaciones puede ser más complejo. El diseño enfocado al usuario encapsula los diferentes componentes que uno encuentra en una biblioteca y puede ser utilizado para solucionar cualquier problema dentro de la misma. La idea que cualquier cosa (si lo trabajas lo suficiente) puede ser útil, usable, accesible y atractiva para los usuarios es una idea extremadamente importante para mí.

¿Cuáles consideras que son los más grandes retos que enfrentan la bibliotecas y archivos en América Latina y el Caribe?

Amy: Muchas asambleas en el Reino Unido han cortado los presupuestos a las bibliotecas públicas, lo cual ha resultado en horarios reducidos o cierre de bibliotecas y la sustitución de bibliotecarios profesionales por voluntarios que no tienen el entrenamiento en bibliotecología. El reto que veo en este momento es demostrar nuestro valor profesional, ya sea comunicar mejor lo que hacemos, adaptar nuestros servicios u otra acción. Voices for the Library ha aportado mucho en esta área.

Jay: La percepción de ser irrelevante es, en mi opinión, el problema más importante que se enfrentan las bibliotecas en los Estados Unidos de América. Debido al auge de la digitalización y cada vez más acceso abierto a información básica y necesaria, las bibliotecas han perdido el sitio que ocuparon por más de un siglo. Están en el proceso de buscar en un lugar nuevo, pero no ha sido fácil. Como cualquier organización que ha sido opacada por competidores, las bibliotecas necesitan definir un nuevo mercado o encontrar un nuevo valor que pueden ofrecer a usuarios en el mercado existente. Pienso que pueden hacer uno o ambos. ¿Quizás las bibliotecas como sitios que propician encuentros sociales y ofrecen el préstamo de productos y experiencias, además de libros? Tiene sentido. ¿Las bibliotecas como laboratorios para investigar las preguntas de investigación más complejas? Tiene sentido también. Y estas dos opciones no son mutuamente exclusivas. En ambos casos -o otra manera que no he pensado- necesitamos hablar y contrarrestar el sentimiento creciente que las bibliotecas son menos útil en un sociedad posdigital que en el tiempo antes de la digitalización.

Kathy: El reto mayor que veo en este momento es la batalla de los precios del contenido digital. Cada vez más los precios han aumentado de tal manera que las bibliotecas con presupuestos altos no pueden pagar los servicios. Al mismo tiempo, los usuarios quieren acceso a todo tipo de contenido en cualquier momento. Lamentablemente, no será posible hasta que los diferentes sectores de la academia se unan y decidan apoyar el contenido de acceso abierto. Las mismas universidades que se quejan por el precio de las revistas y bases de datos son las mismas que obligan a los profesores que quieren titularidad a publicar en revistas por subscripción. Como todavía la torre marfil prefieren las publicaciones, pienso que los precios no van a bajar ahora. No me puedo imaginar en una situación que todas las partes -las editoriales, las universidades y los usuarios- queden satisfechos con las negociones.

¿Cuál ha sido la clase más interesante que has tomado hasta ahora en los estudios graduados?

Amy: He disfrutado mucho aprender sobre módulos de la tecnología. Aunque me sentía segura de mi conocimiento de HTML y CSS en el pasado, estaba fuera de práctica. Me gustó repasar ese conocimiento, además de adquirir nuevas capacidades. Tuvimos que crear una mashup (sitio web híbrido) para una página web de una biblioteca, aprender XML y Javascript, y recientemente aprendimos sobre datos enlazados (linked data) y la web semántica (semantic web) y las repercusiones de estos en las bibliotecas.

Jay: Métodos de investigación, por alguna extraña razón. En mi programa esa clase se enfocaba en la recopilación y análisis de datos. Se empleó más las matemáticas que en otras clases, especialmente para un programa enfocado en las humanidades, pero me gustó. Estudié Inglés e Historia, pues las matemáticas me intimidan. Pero me gustó usar mi creatividad en temas de la estadísticas. Al final me di que cuenta del aspecto artístico del proceso. Un conjunto de datos que ha sido expresado bien y de gran impacto visual puede ser bello también. Al fin y al cabo, no solo fue la clase en la cual más he utilizado las matemáticas, pero también la más que ha satisfecho mi lado creativo. Me gustaría trabajar más en esa dirección en el futuro.

Kathy: Creo que no estoy contestando la pregunta porque mi clase favorita de bibliotecología no fue (técnicamente) en mi escuela graduada. Mi escuela requiere que tomemos un mínimo de un curso en otra escuela en el recinto. Escogí una clase de estudios de personas con incapacidad que estaba en una lista que compartían diferentes escuelas en el recinto: Arquitectura, Trabajo Social, Educación y Quinesiología. Lo disfruté mucho porque me dio nuevas perspectivas sobre mi vida, privilegio y accesibilidad. Con estas perspectivas, apliqué el conocimiento que aprendí en la clases de bibliotecología con un marco de los estudios sobre la discapacidad. La flexibilidad de la clase me permitió trabajar en proyectos que incluían las bibliotecas en cada etapa. Además, como muchos estudiantes de diferentes escuelas del recinto tomaron la clase, pude escapar de la burbuja de ver las bibliotecas como un estudiante de bibliotecología y logré obtener una perspectiva diferente de otros estudiantes graduados en distintos campos de estudios.

Traducción del texto de inglés al español por Alejandra Sofía Méndez.

The following two tabs change content below.
InfoTecarios es un espacio web colaborativo cuyo objetivo principal es crear y brindar contenidos a través de la difusión de noticias, ideas y opiniones para todos aquellos interesados en las temáticas relacionadas con la Información y la Documentación, particularmente centrado en cuestiones relacionadas, ideadas y desarrolladas en el ámbito latinoamericano. InfoTecarios es un proyecto concebido a partir de la filosofía del “crowdsourcing” que apunta a aprovechar la colaboración y la inteligencia colectiva. De esta forma cada uno de los participantes del proyecto aportará su visión personal sobre diferentes contenidos relacionados con los campos de la Bibliotecología, Documentación y temas afines.

Latest posts by InfoTecarios (see all)

Notice: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' in /usr/home/infotecarios.com/web/wp-content/themes/ribbon/single.php on line 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: